Ir a contenido
Ventas web: +56 9 2048 2273 | Ventas Tienda: 2 3278 1933 | 2 3278 1934 | Post-Ventas 2 3278 1930
¿Qué es una fresadora? Guía completa para entender su funcionamiento

¿Qué es una fresadora? Guía completa para entender su funcionamiento

¿Alguna vez te has preguntado cómo se crean piezas mecánicas complejas?

La respuesta está en las máquinas herramientas, y una de las más importantes es la fresadora. En este artículo te explicaremos qué es una fresadora y cómo funciona, para que puedas entender su importancia en la industria manufacturera.

Una fresadora es una máquina herramienta que se uti liza para mecanizar piezas de metal, plástico y otros materiales. Su funcionamiento es similar al de un torno, pero en lugar de girar la pieza de trabajo, la fresadora hace girar la herramienta de corte y la mueve a lo largo de varios ejes para cortar y dar forma a la pieza.

Existen varios tipos de fresadoras, pero en general todas constantes de una mesa de trabajo, sobre la cual se coloca la pieza a mecanizar, y un cabezal que sostiene la herramienta de corte. La herramienta de corte puede ser una fresa, una broca o un buril, dependiendo del tipo de corte que se desee realizar.

El cabezal de la fresadora puede moverse en tres ejes: el eje X, que es horizontal y paralelo a la mesa de trabajo; el eje Y, que es vertical y perpendicular a la mesa de trabajo; y el eje Z, que es perpendicular a los otros dos y permite el movimiento de la herramienta hacia arriba y hacia abajo. Además, algunas fresadoras también pueden girar la herramienta en un cuarto eje, lo que permite la realización de cortes en ángulo.

Las fresadoras se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde la creación de piezas de maquinaria hasta la fabricación de prototipos y piezas de arte. La precisión y la capacidad de realizar cortes complejos las definidas en una herramienta esencial en la industria manufacturera.

Ahora que sabes qué es una fresadora y cómo funciona, es importante que entiendas que existen varios tipos de fresadoras. Algunas de las más comunes son las fresadoras verticales, horizontales y universales. Cada una tiene sus propias ventajas y desventajas, y es importante elegir la adecuada para cada trabajo.

Las fresadoras verticales son las más comunes y se utilizan para mecanizar piezas de gran tamaño. En este tipo de fresadora, la herramienta de corte se encuentra en el cabezal, que puede moverse en el eje Z para ajustar la profundidad de corte. Las fresadoras horizontales, por otro lado, tienen la herramienta de corte en un husillo horizontal, lo que las hace ideales para mecanizar piezas de formas irregulares. Las fresadoras universales son una combinación de las dos anteriores y permiten un mayor rango de movimientos y ajustes.

Una vez que ha elegido la fresadora adecuada para su trabajo, es importante que entiendas cómo se ajusta y se utiliza correctamente. Debes asegurarte de que la pieza de trabajo esté bien sujeta en la mesa de trabajo y de que la herramienta de corte esté correctamente colocada en el cabezal. También es importante ajustar la velocidad de corte y la profundidad de corte según el material y el tipo de corte que se desee realizar.
Artículo anterior Cómo hacer un quincho moderno: construcción y herramientas necesarias